Cómo hacer las estructuras de empresa más flexibles y reducir contingencias, a través del outsourcing.

 

Al nacer muchas startups están centradas en una idea y centran sus esfuerzos en desarrollar la idea del negocio, en desarrollar el modelo de negocio, el producto, y atraer clientes a través del marketing.

 

Cuando las empresas tienen un tamaño reducido externalizan las actividades auxiliares, que no están ligadas directamente con el cliente y el producto, básicamente para centrar sus esfuerzos en el core business del negocio.

Una vez superada la primera fase las empresas internalizan estas funciones auxiliares básicamente para tener mayor control de estos procesos.

 

Pero cuando llega la fase de consolidación y expansión, las empresas deben de nuevo focalizar esfuerzos en las actividades primarias de las empresas, introducir innovación en el desarrollo del modelo de negocio, producto y/o servicio y en la atracción de clientes.

 

Es por ello que una forma de introducir innovación en las actividades secundarias de la empresa es a través de la externalización.

 

Esto incluye innumerables ventajas:

  • Flexibilidad la estructura de costes de la empresa, ya que transforma costes fijos en costes variables.
  • Reduce las contingencias laborales, mejora la productividad, ya que el control de los recursos recae sobre otra entidad que por norma general se aprovecha de economías de escala, de intermediar entre las buenas prácticas del sector.
  • Mejora los flujos de caja de la empresa, ya que se puede negociar los plazos de pago de los proyectos a externalizar.

 

La externalización muchas veces va ligada a la introducción de la tecnología y a la automatización de procesos susceptibles de ser digitalizados.

Muchas grandes empresas externalizan sus procesos auxiliares de forma parcial o incluso total, para centrarse en las actividades centrales.

 

Lo que muchas empresas desconocen es que no se pierde el control de estas actividades auxiliares, ya que se establece una base organizativa de comunicación interna entre departamentos, además muchos proyectos de externalización se desarrollan dentro de las instalaciones de la propia empresa, por lo que la empresa tiene sus recursos próximos siempre y cuando lo necesite.

 

Desde Innova Scala nos hemos centrado en introducir la innovación organizativa en materia financiera, y ayudamos a empresas de cualquier tamaño a flexibilizar sus estructuras de costes, y a dar soporte a los proyectos puntuales que puedan surgir.