¿Cómo calcular el capital de trabajo “working capital” por un Director Financiero?:

“Este cálculo representa la liquidez que una empresa tiene para cumplir con sus obligaciones vencidas en los próximos 12 meses.”

Fórmula: Activos corrientes – Pasivos corrientes = Working Capital

También se le conoce como fondo de maniobra.

Definición de Working Capital

La definición de capital de trabajo o WC es la diferencia entre activos corrientes frente a pasivos corrientes. Los Activos Corrientes son aquellos activos que se convertirán en efectivo dentro de un año, mientras que los Pasivos Corrientes son aquellos pasivos adeudados dentro de un año. Este cálculo representa la liquidez que una empresa tiene para cumplir con sus obligaciones vencidas en los próximos 12 meses. Aunque la cantidad debe ser positiva, puede ser una cantidad negativa en tiempos de crisis.

 

A menudo se utiliza como una herramienta de gestión, realizar un seguimiento del cambio en el WC sobre una base semanal. El director financiero, CFO, determina que una empresa que está generando beneficios generalmente está aumentando su WC. En comparación, la disminución de los beneficios a menudo consume WC.

Aplicaciones

El working capital mide la eficiencia operativa de una empresa y la salud financiera a corto plazo. Por ejemplo, el capital de trabajo positivo muestra que una empresa tiene fondos suficientes para hacer frente a sus pasivos a corto plazo. En comparación, el capital circulante negativo muestra que una empresa tiene problemas para satisfacer sus pasivos a corto plazo con sus activos actuales.

 

¿Cómo ampliar el fondo de maniobra Mejorar el fondo de maniobra?

Es, a fin de cuentas, mejorar la liquidez del negocio. Tan sencillo y tan difícil a la vez, ya que es uno de los grandes dilemas que tienen la mayoría de las pymes hoy en día. ¿Cómo hacerlo? Por un lado, hay que poner en marcha acciones que ayuden a aumentar el activo circulante. Muchas veces, las pymes tienen pagos a 30, 60 o 90 días con los proveedores y acreedores. Sin embargo, se da la circunstancia de que normalmente estos periodos de tiempo no suelen ser suficientes para haber recuperado la liquidez necesaria para hacer frente a estos pagos. Por ello, pueden ser muy útiles mecanismos como el factoring, con el que adelantar y asegurarse el cobro de las facturas de los clientes. Otra manera de incidir en el activo circulante es a través de las existencias, por lo que hay que evitar acumular grandes cantidades de existencias para el largo plazo y que fluyan rápido. ¡Máxima rotación! Por otro lado, en lo que respecta al pasivo, puede optarse por aumentar la financiación a largo plazo a la par que se disminuye la del corto.

Y tú, ¿qué medidas utilizas para mejorar tu working capital?

El working capital proporciona información muy importante sobre la situación financiera de una empresa tanto para inversores como para directivos. Para los inversores, les ayuda a medir la capacidad de una empresa para superar períodos financieros difíciles. Mientras que, para los miembros de la dirección, les ayuda a prever mejor las dificultades financieras que puedan surgir. En conclusión, es muy importante que una empresa cuente suficiente fondo de maniobra para hacer frente a dificultades impredecibles.

 

Maite Pérez Barberán

 

 

 


Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Add Comment *

Name *

Email *

Website *